La Isla de las muñecas en México

En el sur de México en una región atractiva que se llama Xochimilco se encuentra uno de los lugares más horribles del planeta. La Isla de las Muñecas atrae a los turistas no sólo por sus canales famosos de los aztecas sino también gracias a una leyenda terrible la que ahora le vamos a contar.

CONTENIDO DEL ARTÍCULO:

  • La historia de creación de la Isla de las Muñecas en México
  • Una muñeca en memoria del creador de la Isla de las Muñecas en México
  • La leyenda de la Isla de las Muñecas en México
  • La isla de las Muñecas en México es una terrible curiosidad de la ctualidad
  • Cómo llegar hasta la Isla de las Muñecas
  • Consejo a los que desean visitar la Isla de las Muñecas en México

La historia de creación de la Isla de las Muñecas en México

Todo comenzó en los años 50 del siglo pasado. Un mexicano que se llamaba Julián Santana Barrera abandonó su familia y se fue a vivir en una isla desconocida en aquel entonces. A pesar de que en la isla las personas se desaparecían misteriosamente a Julián eso no lo detuvo. Él sabía perfectamente que la gente pasaba de largo esta isla.

En este lugar en tiempos pasados pasó una tragedia que dejó parificada a todos a sus alrededores. Desapareció una niña pequeña. Más tarde su cuerpo encontraron en uno de los ríos de la isla. Se hundió. También habían rumores que las muertes de los niños pequeños se hicieron constantes. Como cuenta la leyenda en la isla habitaba el fantasma de una niña que venía a por los niños pequeños.

Julián contaba que por las noches veía al fantasma de la niña a la que hundieron aquí hace años. Una mañana vio una muñeca extraña cerca de su casa. Le faltaba una mano. El poblador decidió tomar la muñeca y colgarla en un árbol. Tal vez esto hubiera sido el primer paso al proceso de formación de la nueva imagen de esta isla terrible.

Una muñeca en memoria del creador de la Isla de las Muñecas en México

Lo que hizo Julián fue para honrar la memoria de la niña, pero como resulto después así él se protegía del advenimiento de los fantasmas. Lo dejaron de molestar por las noches. Después el anacoreta decidió recoger las muñecas y colgarlas en los árboles. Las recogía en los basureros, las sacaba de los ríos y las recambiaba a los niños. Cuando los habitantes de las aldeas de los alrededores se enterraron del coleccionador extraño y su museo comenzaron a traerle las muñecas y cambiarlas por hortalizas que él mismo plantaba en la huerta de su casa.

La gente pensaba que Julián era un loco. El hombre colgaba las muñecas en los árboles por toda la isla. En algunas partes varias muñecas están colgadas en un árbol y a veces se puede ver una muñeca en un árbol colgada en soledad absoluta. Cubiertas con el moho, sin manos o sin pies, miran con las órbitas vacías a ninguna parte. Este “espectáculo” es muy horrible que esté capaz de espantar a cualquier persona adulta.

Sin embargo, entre los que creían que el “titiritero” perdió la cabeza habían los que lo comprendían y le creían. Le traían a Julián las muñecas completamente gratis. Durante todo ese tiempo en los árboles estaban colgadas más de 1000 de muñecas distintas.

La muerte de Julián Santana Barrera también era mística. Su cuerpo encontraron en uno de los canales de la isla en abril del año 2001. Todos los habitantes de las aldeas y los poblados cercanos pidieron a los familiares del ahogado no abandonar la isla. Los familiares de Julián construyeron una ruta especial por la que los turistas pueden pasar a la isla sin ningún obstáculo. Sin embargo, llegar a esta isla se puede solamente en una lancha. Pero esto no espanta a las decenas de turistas que cada día con sus propios ojos quieren ver este lugar misterioso. Muchos de los turistas traen las muñecas y las cuelgan en los árboles a la memoria del hombre ahogado. Así la colección se completa con nuevas muñecas.

La leyenda de la Isla de las Muñecas en México

Según la leyenda la Isla de las Muñecas en México cada noche revive. Las muñecas se despiertan y empiezan a vagar por la isla. Sin embargo, nadie se atreve a comprobar esta información. Julián Santana Barrera era la primera y la última persona que podía pasar la noche en la isla. ¡Además, él vivía allí! Lo que el hombre podía ver con sus propios ojos ahora para todos se queda en secreto. Sin embargo, logró tranquilizar a los fantasmas que asustaban a los indígenas.

La isla de las Muñecas en México es una terrible curiosidad de la ctualidad

La isla de las Muñecas atrae muchos turistas de todo el mundo, en particular los jóvenes que desean la adrenalina. Pero hay que destacar que visitar la Isla de las Muñecas no es aconsejable a las personas con la mentalidad fragil. Según los comentarios la visita de la Isla de las muñecas “se clava” en el cerebro por el número de las muñecas infelices que hay. Estos seres muertos que no saben qué es tener sentimientos y el dolor, miran los turistas con los ojos como si son culpables de su muerte dolorosa.

Cómo llegar hasta la Isla de las Muñecas

Para llegar a la Isla de las Muñecas es necesario tomar la lancha en uno de los embarcaderos de Sochimilko. Hasta el embarcaderos se puede llegar en taxi o independientemente (la estación de metro “Tasqueña”, 2-da línea. Luego hay que hacer el transbordo al Tren Ligero y llegar hasta la estación Sochimilko. Se necesitan 2-2,5 horas en total para llegar al destino.

Consejo a los que desean visitar la Isla de las Muñecas en México

Llegar hasta la isla en la lancha costará unos 800 pesos, sin embargo convenir en el precio se puede a unos 600 pesos. Tened en cuenta el hecho que hacer las foto y la realización de videos en la isla cuesta bastante caro: 5000 pesos aproximadamente.

¿Te ha gustado el artículo? Compártelo con tus amigos.